fbpx

Un fin de semana en Santa Margherita Ligure

Lombardía es una de las pocas regiones italianas sin mar. Por eso cada vez que podemos, todos los que vivimos en esta región, huimos hacia alguna costa. La más cercana es la de Liguria y en este artículo te voy a llevar a descubrir una de las perlas de la región, Santa Margherita Ligure. ¿Me acompañas?

Era el primer fin de semana del otoño y el último oficial de la temporada de verano. Siendo amantes de la playa y el agua, nos embarcamos (mejor dicho, nos subimos al auto) para ir a despedirnos del mar como corresponde.

Reservamos hotel, armamos la valija y partimos rumbo a Santa Margherita Ligure.

Un fin de semana en Santa Margherita Ligure

Salimos un sábado por la mañana. El objetivo era almorzar a la ligure en algún restaurante de la costa para comenzar a disfrutar de la comida local.

La autopista que une Milán con Genova no es de las mejores. Suele tener mucho tráfico (esta vez no fue la excepción, aunque nada comparado con el tránsito que te podes encontrar en verano). Pero tiene la ventaja que podes ir disfrutando del paisaje entre curva y túnel.

Hotel Metropol Santa Margherita Ligure
Vista desde el Hotel Metropol

En poco más de dos horas llegamos a nuestro hotel. Hicimos el check in, dejamos las cosas en la habitación y nos fuimos a caminar por la rambla (lungomare) y a hacer la primera parada gastronómica del fin de semana.

Llegamos a la zona de la marina. Las opciones son miles pero nosotros ya teníamos elegido nuestro restaurante, Beppe Achilli. Algo que hacemos cuando llegamos a un hotel es pedir sugerencias donde comer (al fin y al cabo no hay mejor recomendación de aquellos que viven en la zona).

Luego de un típico almuerzo de liguria que incluyó focaccia, trofie y pescado, volvimos caminando nuevamente hacia el hotel. El sol iba y venía, pero en la pequeña playa del centro se veía gente disfrutando de los primeros rayos del otoño.

Disfrutar del Mar

 

Santa Margherita Ligura es un destino para disfrutar del mar. Para mirarlo desde la costa, para nadar, para bucear o, por qué no, para navegarlo. Y eso fue lo que hicimos durante la tarde.

El hotel en el que estábamos tenía acceso directo al mar sobre una especie de muelle. Estaba perfecto para descansar y disfrutar de la lectura en alguna de las reposeras o para tirarse al agua a nadar.

Y llegó el atardecer. Las nubes que cubrían el cielo hicieron que los rayos de sol que se colaban bañen los edificios de la rambla de Santa Margherita Ligure resaltando sus colores de manera perfecta.

Durante la noche, aprovechamos que todavía no hacía frío para caminar un poco por el centro y cenar en la zona.

El día siguiente comenzó soleado, lo que nos permitió desayunar en la terraza del hotel y luego bajar nuevamente al muelle playa para pasar la mañana al sol.

La caminata nocturna nos había dejado con ganas de seguir recorriendo el centro histórico. Para el mediodía decidimos ir a disfrutar de la versión diurna de Santa Margherita Ligure, incluyendo una parada para degustar un pizza y varias para fotografiar cada uno de los negocios (hasta la verdulería me gustaba!)

Como suele suceder en otoño, llegó la lluvia, pero por suerte fue pasajera y nos permitió despedirnos del mar como corresponde, a pura zambullida!

Otra vez fue llegando la hora del atardecer (que fue tan lindo como el del día anterior) y de regresar a casa. Pero antes hicimos una pasada por otro de los imperdibles de Liguria, Portofino.

Ahora sí, salimos a la ruta rumbo a Milán.

¿Dónde Queda?

Santa Margherita Ligure queda en la provincia de Genova, en la región de Liguria. Cuando te digo que es una perla no exagero. Esta localidad italiana es conocida como la Perla del Tigullio, golfo donde se encuentra.

¿Qué otras cosas puedes hacer?

Santa Margherita Ligure

Cada vez que voy a visitar un nuevo destino me armo la lista o el tablero de Pinterest con miles ideas de cosas para hacer. Lo cierto es que el tiempo nunca alcanza, porque también me gusta viajar con calma, y muchas cosas quedan pendientes. Te comparto algunas de ellas:

  • Salir a navegar rumbo a Portofino, Cinque Terre o simplemente para admirar la ciudad desde el mar.
  • Visitar cada una de las playas y miradores que se encuentran camino a Portofino.
  • Caminar por la angosta y serpenteante Strada Provinciale 227 di Portofino y sacar cuanta foto desee.
  • Bucear (aunque esto no estaba en mi lista, sino en la de A.).

Fin del recorrido por Santa Margherita Ligure

Soy fanática de las escapadas. Creo que ayudan a desconectar y a la vez a cargarnos de pilas. Santa Margherita Ligure fue el destino perfecto para despedir el verano, porque todavía hacía calor y no había tanta gente como en temporada alta.

Espero que este artículo te inspire a incluir Santa Margherita Ligure en uno de tus próximas visitas a Italia.

¡Buen viaje!


Mientras planificas y sueñas con la escapada a tu próximo destino, te invito a acompañarme en Instagram y en Pinterest, donde vas a encontrar más información sobre Milán y el resto de Italia.

Son varias las opciones para llegar a Santa Margherita Ligure, pero te recomiendo que incluyas este destino en un road trip por la zona. Haz click aquí para cotizar tu coche.

Suscríbete al blog para enterarte de todas las novedades.

* indicates required



Si te gusta, ¡compártelo!
  • 1
    Compartir

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *