fbpx

10 Iglesias de Milán que no te puedes perder (además del Duomo)

Si visitan cualquier rincón de Italia, sin importar su religión o cuales sean sus creencias casi seguro que entrarán en alguna iglesia católica. Son muchas, pero muchas! Por eso en este artículo les comparto las 10 iglesias de Milán que (para mi) no se pueden perder, además del Duomo por supuesto!.

Caminar por las calles de Milán, y de Italia en general, nos transporta en el tiempo. Cada edificio nos ayuda a conocer un poco más sobre la historia de la ciudad y nos permite ver cómo fue evolucionando con el paso del tiempo.

La arquitectura eclesiástica no es la excepción. El poder de la Iglesia Católica, artistas y personajes importantes de la historia, la evolución del arte y los diferentes tipos de arquitectura, leyendas, son varias de las cosas que podremos ver en este recorrido por algunas de las iglesias de Milán que (para mi) no se pueden perder. ¿Vamos?

Pero antes, te invito a probar gratis la guía Intro Milán para turistear por el centro de la ciudad al estilo MOODTRIPS. DESCARGAR.

Iglesias de Milán

Seguramente el Duomo es la primera iglesia de Milán que les viene a la cabeza. Pero son muchas más las que valen la pena (por diferentes motivos) ser visitas. A continuación mi TOP 10 de las (muchas) iglesias de Milán.

1. San Bernardino alle Ossa

Iglesias de Milán
San Bernardino alle Ossa

La particularidad de esta iglesia es su pequeño osario resultado de un cementerio que se quedó sin espacio disponible. Desde 1210 se comenzaron a guardar en este osario los huesos de los cuerpos exhumados.

La sala (algo tenebrosa) que hoy se puede visitar tiene su origen en 1695, cuando el osario tuvo que ser reconstruido debido a un derrumbe provocado por la caída del campanario (también reconstruido).

¿Dónde Queda? Piazza Santo Stefano.

Horario del osario: Lunes a viernes de 8 a 18 hs./ sábado 9.30 a 18 hs.

Entrada: Gratis. En caso que quisieran, pueden dejar una donación.

2. Santa Maria presso San Satiro

Entre medio de locales de grandes marcas se encuentra esta pequeña iglesia que merece su lugar dentro de esta lista debido al trabajo de su arquitecto, Donato Bramante.

Por encargo del duque de la ciudad, Bramante tuvo que construir esta iglesia sobre una pequeña capilla dedicada a San Satiro, hermano de Sant’Ambrogio (patrono de Milán). Jugando con la perspectiva logró un efecto óptico que transforma el reducido espacio en una iglesia en forma de cruz.

Este lugar, además, fue escenario de un milagro. En 1241 un hombre apuñaló una imagen de María con el niño y ésta comenzó a sangrar. Al día de hoy se conserva el puñal.

¿Dónde Queda? Via Torino, 17.

Horario: Lunes a sábado de 9.30 a 17.30 hs./ domingo 14 a 17.30 hs.

Entrada: Gratis.

3. Sant’Ambrogio

Iglesias de Milán
Sant’Ambrogio

Es una de las iglesias más antiguas de Milán y del cristianismo.  Fue construida entre el 379 y 386 D.C. por orden del obispo de la ciudad, Ambrogio, hoy patrono de Milán.

En un principió fue dedicada a los santos mártires Gervasio e Protasio, pero a la muerte del obispo  se convirtió en la basílica de Sant’Ambrogio. Los restos de los tres se encuentran en la cripta de la iglesia.

El aspecto románico actual se debe a algunas restauraciones que sufrió entre los siglos IX y XIII. Aquí también se pueden ver rastros del renacimiento de la mano de Bramante, en los claustros y en la casa parroquial.

Del lado de afuera, a la izquierda, se encuentra la columna del diablo, de la época romana. La leyenda dice que el diablo, en una pelea con Sant’Ambrogio, clavó sus cuernos dejando dos agujeros (que se pueden ver al día de hoy). La historia dice que eran la base de un portón. Ver más.

¿Dónde Queda? Piazza Sant’Ambrogio, 15.

Horario (sugerido de visita): Lunes a sábado de 10 a 12.30 hs. y de 14.30 a 18 hs./ domingo 15 a 17 hs.

Entrada: Gratis.

4. San Maurizio al Monastero Maggiore

San Maurizio al Monastero Maggiore

Algunos la llaman la Capilla Sixtina de Milán. Este nombre se debe a los frescos, en su mayoría de Bernardino Luini, que la decoran por completo.

En el 1500 era la iglesia del antiguo monasterio Maggiore de las monjas de clausura. Por eso sus dos partes, la pública (por donde se ingresa) y la privada (a la que llegan por una pequeña puerta del lateral izquierdo).

En la parte de atrás suelen haber guías del Touring Club Italiano que les podrán contar un poco de la historia del lugar.

¿Dónde Queda? Corso Magenta, 15.

Horario: Martes a domingo de 9.30 a 19.30 hs.

Entrada: Gratis.

5. San Lorenzo Maggiore

San Lorenzo Maggiore

Esta imponente basílica pertenece al grupo de las iglesias más antiguas de Milán. Creo que lo primero que llama la atención, al menos a mí, son las 16 columnas de origen romano que la anteceden. Ver más.

Sus orígenes son de finales del 600, pero a lo largo de los años fue reconstruida y restaurada. Es considerada uno de los testimonios arquitectónicos más importantes de la Milán romana y paleocristiana.

En su interior encontrarán varios totems que cuentan la historia de la iglesia y de la ciudad.

¿Dónde Queda? Corso di Porta Ticinese, 39.

Horario: Lunes a viernes 8.30 a 12.30 y de 14.30 a 18.30 hs/ Sábado y domingo de 9 a 13 hs. y de 15 a 19 hs.

Entrada: Gratis. Está previsto el pago de una entrada para visitar la Capilla de Sant’Aquilino.

6. Santa Maria delle Grazie

Santa Maria delle Grazie
Santa Maria delle Grazie

Cuando hablamos de las iglesias de Milán creo que ésta ocupa el segundo lugar dentro de las más conocidas. Su fama se la debe a Leonardo Da Vinci quien pintó, en una sala del convento que se ubica junto a la Iglesia, una de sus obras de arte más recordadas, La Última Cena.

Para ver el Cenácolo de Leonardo se debe comprar la entrada con anticipación, o probar su suerte en la boletería del lugar.

La iglesia, ejemplo de la arquitectura renacentista, se puede visitar de forma gratuita. No se pierdan el claustro, atribuido a  Bramante, al que se llega por una puerta del lado izquierdo del templo. Otro imperdible de esta iglesia es su tiburio (cúpula exterior) también atribuida a Bramante.

En la capilla de la derecha se encontraba el cuadro La coronación de espinas de Tiziano, pero a finales del siglo XVIII los franceses se lo llevaron a Paris, donde hoy se lo puede ver en el museo del Louvre.

¿Dónde Queda? Piazza Santa Maria delle Grazie, 2.

Horario (sugerido de visita): Lunes a sábado de 10 a 12.20 hs. y de 15 a 17.55 hs/ domingo de 15.30 a 17.55 hs.

Entrada: Gratis.

7. Sant’Eustorgio

Esta basílica también sufrió varias reconstrucciones desde sus orígenes en el siglo IV D.C. Su fachada fue re hecha en estilo románico (1862 -1865). La Capilla Portinari, máxima expresión del renacimiento milanés, es una de las cosas imperdibles de esta iglesia. Decorada con frescos, algunos de Vincenzo Foppa (1466/8).

Pero la particularidad de esta iglesia no es sólo su arquitectura, sino que la tradición dice que aquí se encuentra el sarcófago donde fueron trasladadas las reliquias de los Reyes Magos desde Constantinopla hasta Milán por el obispo Eustorgio. Las mismas fueron robadas durante los saqueos de las tropas de Barbaroja en 1162, parte de ellas restituidas a la ciudad en 1904.

El campanario, construido entre 1297 y 1309, es el más alto de la ciudad (73 metros). En la punta hay una estrella de 8 puntas, como la que guío a los Reyes Magos a Belén.

Junto a la basílica se encuentra el Museo de la Basílica de Sant’Eustorgio que también se puede visitar.

¿Dónde Queda? Piazza Sant’Eustorgio, 1.

Horario (sugerido de visita): Los horarios de la iglesia varían, incluso en algunas ocasiones está abierta por la noche. Museo lunes a domingo de 10 a 18 hs.

Entrada: Basílica Gratis. Museo €6.

8. San Sepolcro

Junto a la Pinacoteca Ambrosiana se encuentra esta iglesia construida en 1030 dentro del foro de la Milán romana. Fue re bautizada apenas finalizadas las primeras cruzadas en memoria al Santo Sepulcro de Jerusalem.

Se dice que en el sarcófago ubicado en la parte subterránea, y que imita al Sepulcro de Cristo, contiene tierra de la Ciudad Santa traída luego de las cruzadas y un mechón de pelo de Magdalena, entre otras reliquias. La cripta se puede visitar, donde además se podrán ver restos que probablemente pertenecieron al Foro Romano.

Esta iglesia aparece en varios bosquejos de Leonardo Da Vinci. Leer más sobre Leonardo & Milán.

¿Dónde Queda? Piazza San Sepolcro.

Horario: Iglesia Lunes a viernes de 10 a 17 hs. Cripta martes a viernes de 12 a 20 hs./ sábado y domingo de 10 a 20 hs.

Entrada: Gratis. Cripta €10.

9. San Simpliciano

San Simpliciano es la última de las 4 basílicas que se realizaron por encargo de Sant’Ambrogio, cuando era obispo de la ciudad. Aunque no hay certezas de este encargo.

Esta iglesia, dentro del grupo de las más antiguas de Milán, es de construcción románica y fue restaurada en el ‘800.

Al momento de su fundación (siglo IV) se encontraba en las periferia de la ciudad. Hoy es una de las zonas céntricas y con más vida (sobre todo por la noche).

¿Dónde Queda? Piazza San Simpliciano, 7.

Horario (sugerido de visita):  Lunes a sábado de 9 a 12.30 hs. y de 14.30 a 18 hs./ Domingo de 15 a 18 hs.

Entrada: Gratis.

10. San Nazaro Maggiore

Otra de las iglesias realizadas por encargo del obispo Ambrogio. Fundada por él mismo a finales del 300.

A pesar de ser de las iglesias más antiguas de la ciudad, gran parte de su estructura es la original. Además, es uno de los primeros templos católicos de occidente construidos en forma de cruz.

A lo largo de los años sufrió varios cambios. Desde el edificio paleocristiano original, pasó por el estilo románico, y su interior, incluso por el Neoclásico que finalmente desapareció debido a las restauraciones luego de la Segunda Guerra Mundial

El ingreso a esta iglesia de Milán es a través de la Capilla Trivulzio (1512 – 1550), la única obra arquitectónica documentada de Bramantino.

¿Dónde Queda? Piazza S. Nazaro in Brolo, 5.

Horario:  Lunes a viernes de 7.30 a 12 hs. y de 15.30 a 18.30 hs./ sábado y domingo de 8 a 12.30 hs. y de 15.30 a 19 hs.

Entrada: Gratis.


Fin del recorrido

Hasta aquí llegamos por este recorrido a través de algunas de las iglesias de Milán que (para mi) no se pueden perder si vienen a la capital lombarda. ¿Qué les pareció?

Antes de despedirme les dejo una recomendación que aplica a cualquier ciudad o pueblo italiano. Si les gusta el arte, la arquitectura, la historia o simplemente dejarse sorprender, anímense a entrar en las iglesias que se vayan cruzando por su camino. Muchas de ellas guardan grandes tesoros.

Espero que este artículo les sea de ayuda en la organización de su visita a Milán.

¡Buen viaje!

Otro artículo que te puede ayudar en la organización de tu viaje es:

El Clima en Milán. Un recorrido por sus cuatro estaciones.

Los platos típicos de Milán. ¿Qué comer en la capital lombarda?

¿Usas Pinterest? →  Aprovecha para guardarte todos los pins que te sirvan para tu viaje! Ver más.

→ Suscribite al blog para mantenerte actualizado de todas las novedades:

* indicates required



♥ Si crees que este artículo podría interesarle a alguien, lo puedes compartir o invitarlo a que lo lea!.

Si te gusta, ¡compártelo!
  • 4
    Compartidos

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *